Crónica: Leyendas del Rock 2012

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Séptima edición ya del Leyendas del Rock, el festival de rock y heavy metal estatal por excelencia. Esta vez, y por segundo año consecutivo, se celebró en el colegio Río Segura de la localidad murciana de Beniel, y nos presentó grandes bandas. De las cuales, algunas repetían en el Leyendas, como Obús, Avalanch, Saratoga o Warcry. Otras se estrenaban en el festival, como los suizos Eluveitie y los finlandeses Stratovarius. Y como siempre, apostando mucho por nuestra eminente escena como: Noctem, Vita Imana, Angelus Apatrida, Oker o Iron What?.

Ya en el reciento, y a unos doscientos metros del colegio, se encontraba la acampada; una zona de aparcamientos para coches, que se destinó para instalar las tiendas, bastante mediocre, y donde los asistentes del festival se quejaban por la falta de sombras, el incómodo suelo, o la escasez de duchas e higiénicos, donde la limpieza brillaba por su ausencia. A esto había que añadirle el hecho que desde primera hora, era imposible estar dentro de la tienda debido al insoportable calor.

No obstante, y un año más, se reconoce y agradece el esfuerzo que la organización lleva a cabo por superarse. De hecho, tras la finalización del festival, en la web oficial del festival, se publicó un breve comunicado, lamentando la ausencia de una cabina de duchas cerrada, así como baños interiores en la zona de acampada, que debería haber asumido el Ayuntamiento de Beniel. Detalles no obstante que prometen subsanar en próximas ediciones.

Justo a la entrada del recinto, nos recibía ya el famoso cartel recordando a las grandes leyendas que nos han dejado: Scott Columbus, Gary Moore, Dio y Steve Lee. Se mantuvo la disposición de mercadillos, donde podías comprar todo tipo de merchandising y abalorios. Una larga barra, siempre llena de gente, y con precios asequibles para todos los bolsillos. La cual hacía también las veces de refugio para aliviar el insoportable calor, o punto de encuentro para aquéllos que hacían un descanso entre una actuación menos interesante y otra más esperada. Al frente, los dos escenarios, idénticos y contiguos el uno al otro. Y también en homenaje a otras dos leyendas que nos dejaron: Azucena y Jesús de la Rosa. Junto a ellos, una carpa donde muchos de los grupos firmaron tras sus respectivas actuaciones.


VIERNES 17 AGOSTO

Como todos los años, el primer día, el de bienvenida, fue gratuito. A pesar de la temprana hora de comienzo de las actuaciones, y la altísima temperatura, ya se encontraba congregada allí una gran multitud de almas.

La primera banda, y encargada de abrir el festival, fueron los vallisoletanos Iron What?. Grupo tributo a Iron Maiden, que supieron afrontar bien el reto de ser los primeros, y tocar a las cuatro de la tarde con 40 grados. Estuvieron excelentes, y bordaron su actuación, tocando canciones como ‘Aces High’, ‘Can I Play With Madness’, y otros clásicos como: ‘Wasted Years’, ‘The Trooper’ o ‘The Number Of The Beast’, ‘Run To The Hills’, ‘Fear Of The Dark’ o ‘Halloweed Be Thy Name’, con Eddie incluido.

Pasadas las cinco de la tarde salieron a escena los madrileños Oker; potente voz de su cantante Xina. Entre sus temas sonaron: ‘Hora de actuar’, ‘Burlando a la muerte’, la imponente ‘Héroe perdido’, ‘Voy a marcharme’, o la homónima ‘Oker’. A pesar de los problemas técnicos que hubo, supieron conectar muy bien con el público, a quienes pareció corta la actuación.

Con máxima puntualidad, ya que solo disponían de 45 minutos, salieron al escenario Steel Horse. Los madrileños sonaron muy bien y se les vio muy entregados, a pesar de que el público parecía esconderse buscando algo de sombra. Entre sus temas sonaron ‘Welcome To The Storm’, ‘Wild Power’, ‘In The Storm’, ‘Burning Soul’, ‘Raise Your Fist’, ‘Land Of Wolves’, ‘Thunderdome’, ‘Wild Power’ y ‘Run To Survive’.

Crónica y fotos del Leyendas del Rock 2012.
Con actuaciones como la presenciada en este festival, nos hicieron comprobar que Dünedain han pasado, sin duda, a la primera línea del rock nacional. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Uno de los conciertos más esperados de la jornada era el de Hybris, por tener entre sus filas al cantante de Ankhara, Pacho Brea. Con susto incluido (hubo un pequeño fuego en el monitor de Pacho debido a la pirotecnia) que entre todos solventaron rápidamente, como si no hubiera ocurrido nada, y como auténticos profesionales. Tocaron canciones como: ‘Sueños’, ‘Mi Final’, ‘Judas’, ‘Simplemente di’ o ‘Rompecabezas’. Los canarios no defraudaron a nadie, ya que entre su repertorio sonaron también temas de Ankhara, ‘Acordes Mágicos’, ‘No Mires Atrás’ y ‘Mantente Firme’, versión en español del clásico de Toto ‘Hold The Line’. Sin duda, una de las mejores actuaciones del día.

Con el tiempo justo para el cambio de instrumentos, salían al escenario los vizcaínos Vhäldemar. Con muchísima potencia sonarón: ‘River Blood’ y ‘Dusti Road’, ‘Breaking All The Rules’ (muy coreada), ‘Energy’, y terminaron con ‘Nightmare’.

Ya de noche, le tocaba el turno a los valencianos Noctem, los cuales le otorgaron un punto diferente a la jornada del viernes. Desplegaron su propuesta extrema con una puesta en escena excelente, un toque muy escénico y maléfico, ataviados con largas vestimentas y elaborado maquillaje. Entre sus temas interpretaron: ‘The Arrival Of False Gods’, ‘Abnegation Of Brutality’, ‘Divinity’ y ‘Under Seas Of Silence’ entre otros.

Llegaba el turno de uno de los grupos más esperados del festival, Rosa Negra. Mítica banda madrileña de los 80, que con tan sólo dos discos nos cautivó con su nueva reunión, aunque sólo con los hermanos León como miembros originales. Rememoraron temas como: ‘Paranoicos’, ‘El Beso de Judas’, ‘Vuelo Sin Motor’, ‘Traficantes del Rock’, ‘Kamikaces’, ‘Madre’, ‘El Hombre Bala’ y ‘Abordo de la Ruina’. Además nos regalaron un tema inédito perteneciente a sus comienzos: ‘Esclavo de la Noche’.

Estrenando el escenario Jesús de la Rosa, y con un lleno absoluto, aparecieron en escena los cordobeses Medina Azahara. Como siempre, supieron agrupar las diferentes gustos de los presentes; público heavy y menos rockero, gracias a su rock andaluz, sello indiscutible suyo. Hicieron un repaso de su repertorio con: ‘La Música Suena’, ‘Córdoba’, ‘Hay Un Lugar’, ‘Velocidad’ o ‘Niños’. Recordaron a Triana con la mítica ‘Abre la Puerta’, y a Camarón con ‘Al Padre Santo de Roma’. Terminando con sus clásicos ‘Necesito Respirar’, ‘Todo Tiene Su Fin’, y ‘A Toda Esa Gente’. Destacar sobre todo la profesionalidad a la guitarra del maestro Paco Ventura, que es un crack, y el apoyo a la voz de Manuel Martínez, con la segunda voz de Manuel Escudero, que cada vez tiene más presencia en la banda y lo hace de lujo. Para gustos colores, pero como siempre la banda cumplió y dieron un buen concierto.

Para concluir la jornada, otro grupo de versiones. Esta vez con La Leñera, banda tributo a Leño. Tras el concierto abarrotado de Medina ya se contemplaba menos público. El cansancio hacía mella, y aún quedaba otra jornada intensa el día siguiente. Pero a pesar de los constantes problemas de sonido que tuvieron durante toda la actuación, hicieron un buen concierto. Entre los temas sonaron las versiones de: ‘Si Señor, Si Señor’, ‘Entre la Cejas’, ‘Sorprendente’, ‘Que Tire La Toalla’, ‘La Noche Que Te Hablé’,’Corre, Corre’, ‘Maneras de Vivir’ o ‘El Tren’. Este sería el último concierto de la jornada de bienvenida, que terminó a las dos de la mañana, con una valoración más que positiva de la jornada en general.


SÁBADO 18 AGOSTO

El segundo día del festival comenzaba a las once de la mañana, pero a pesar de la hora temprana y el cansancio acontecido del día anterior, ya se podían ver a multitud de valientes acercándose al recinto.

Crónica y fotos del Leyendas del Rock 2012.
Tristemente, sería una de las últimas veces que podamos ver [a Avalanch] en directo, debido a su comunicado el pasado 31 de agosto con un parón indefinido. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Como novedad con respecto al día anterior, las actuaciones iban a ser presentadas por Rafa Basa. Se irían intercalando entre un escenario y otro, para no perder nada de tiempo entre una actuación y otra. De esta manera, mientras un grupo tocaba en un escenario, se iba preparando el otro para la siguiente.

La jornada comenzaría con un grupo local: los murcianos Iron Curtain, con un sonido muy potente. Entre sus temas sonaron: ‘Dirty & Fast’, ‘Taste my Whip’, ‘Road To Hell’, ‘Black Fist’ y ‘Scream and Shout’. Entre versiones de Girlschool y Ángeles del Infierno, terminaron con ‘Brigadas Satánicas’, muy coreado por todos los asistentes.

Los madrileños Vita Imana sonaron fenomenal, y muy potentes. Incluso para los seguidores de otros estilos diferentes al suyo. Comenzaron con ‘Animal’, seguida de ‘Crudo Invierno’, ‘Romper con Todo’, ‘Sistema Nervioso’ y ‘Un nuevo sol’. Tocaron canciones de su primer disco como ‘Nada Por Ti’ o ‘Gondwana’, y terminaron con ‘Quizás no sea Nadie’, haciendo que todo el público se arrodillase. A destacar la gran labor instrumental de sus implacables percusionistas.

Adelantándose diez minutos al horario previsto, salieron para darlo todo Dünedain. Lo hicieron a pesar del calor que hacía ya a esas horas, lo cuál hizo que se quejaran en numerosas ocasiones. Y estos chicos nos demostraron una vez más su desgarradora fuerza en el escenario. Estuvieron apoyados en todo momento por la gran cantidad de público que estaba llenando el recinto, y que corearon sus temas en todo momento. ‘Fiel a mi libertad’, ‘Mi alma sigue en pie’, ‘Corazón de invierno’, ‘El año de la rabia’ o ‘Una razón’, fueron algunos de los interpretados; canciones de discos anteriores fueron intercaladas con su nuevo álbum ‘Mágica’, que ha gozado de una gran acogida entre sus seguidores. Ya llegando al final, y poniendo el punto final a su actuación, lo hicieron con el tema que ya es todo un himno: ‘Por los siglos de los siglos’. Con actuaciones como la presenciada en este festival, nos hicieron comprobar que Dünedain han pasado, sin duda, a la primera línea del rock nacional, gracias a su gran talento y empeño.

A continuación, el grupo de heavy metal gaditano Sphinx hacía su reaparición. Lo hacía con la formación original, tras su reciente reunión, por lo que eran muy esperados. Comenzaron con ‘No’, seguida de ‘Noche Maldita’, ‘Recluso 943″, ‘Momentos de lucidez’, ‘Ángel sin piedad’, ‘Destino sin Fe’, ‘A las puertas del infierno’ o ‘Héroes de un sueño’. Disfrutaron de muy buen sonido, y pudimos observar una muy buena actitud de la banda, que consiguieron comerse al público.

Y también desde Andalucía, en esta ocasión desde Granada, hacían su entrada Azrael. Entre los temas presentados en el festival escuchamos: ‘Todo-nada’, ‘Nada que temer’, ‘Rockstar’, las clásicas ‘Sacrificio’, ‘Mujer de hielo’, ‘Decirte adiós’, ‘Libre’ cerrando con ‘Para mal o para bien’.

Los albaceteños Centinela fueron los siguientes. Los cuáles, además de tocar temas como ‘Más Fuertes’, ‘Como un Huracán’ o ‘La herida’, se marcaron una versión de ‘Flojos de pantalón’ de Rosendo, que sonó impresionante.

Crónica y fotos del Leyendas del Rock 2012.
Uno de los grupos internacionales que nos visitaban este año en el Leyendas, eran los suizos Eluveitie, que nos hicieron disfrutar a los allí congregados con su folk metal. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Y por fin, una de las actuaciones más esperadas, la de Lujuria. Para la que Oscar Sancho salió, como siempre, espectacular. Esta vez ataviado con un traje blanco. Se mostró constantemente reivindicativo ante el público, y así lo demostró interpretando temas como: ‘Carne de Cañón’, ‘La favorita del rey’, ‘Dejad que los niños se acerquen a mí’, ‘Joda a quien joda’, ‘No soy carne de cañón’, ‘Dr. Jeckyl y Mrs. Hide’, ‘Estrella del porno’, ‘Cae la máscara’, ‘Destrucción’ y el estreno de ‘Cuando caza la Pantera’, donde grabaron a la gente para hacer un videoclip con las imágenes.

Saratoga salieron algo antes de lo esperado, ya que esa misma noche tenían otro concierto. Comenzaron con ‘Juicio final’, continuando con su himno ‘A morir’. Se presenciaron algunos problemas con la guitarra de Tony, que solucionó hábilmente sustituyéndola por otra. Llegaron ‘Las Puertas del Cielo’ y ‘Contigo, Sin ti’. Tras un pequeño parón, tocaron ‘Hasta el día más oscuro’ y ‘Deja Vú’, con una impresionante voz de Tete Novoa. ‘Luna Llena’ obtuvo una gran acogida, que enlazaron con ‘La última Frontera’ y ‘Maltratador’. Y ya más recientes, ‘No sufriré jamás por ti’ y ‘El planeta se apaga’. Para terminar con la potencia de ‘Vientos de Guerra’. No olvidemos que Saratoga se embarcarán en septiembre en una gira.

Angelus Apatrida fueron los que tomaron el relevo a Saratoga. Los albaceteños están demostrando con creces ser una de las bandas más importantes y representativas del thrash metal en nuestro país. Con muchas tablas adquiridas a lo largo de estos años, llegaron tras haber girado recientemente por Europa, y donde compartieron escenario con grandes bandas como Skeletonwitch, Warbringer, Dying Fetus y Carnifex, lo cual les está forjando una gran reputación en el extranjero, habiendo incluso teloneado también a Slayer y Megadeth en su gira española. Comenzaron con: ‘Flesh pleasure’, ‘Killer instinct’, ‘Clockwork’, su clásico ‘Versus the world’, y la versión de Iron Maiden ‘Be quick or be dead’, ‘Corruption’, ‘Give ’em war’. Terminando con ‘Blast off’, ‘Free your soul’ y ‘Thrash attack’.

Uno de los grupos internacionales que nos visitaban este año en el Leyendas, eran los suizos Eluveitie, que nos hicieron disfrutar a los allí congregados con su folk metal. Liderados por el vocalista Chrigel Glanzmann, quien además de poseer una potente voz gutural, nos demostró durante su actuación ser un virtuoso de la flauta, el arpa, la gaita, o cualquier otro instrumento que se tercie. Entre sus temas no faltaron: ‘Helvetios’, ‘Neverland’, ‘A Rose for Epona’, ‘Inis mona’, ‘Alesia’ o ‘Uis Elveti’. Fue curioso contemplar a tanta gente subida en el escenario, sin dar lugar a taparse unos a otros. Admirable.

Ya casi a punto de caer la noche, llegó el turno del último grupo en ser incorporado al cartel: Avalanch. Desde las primeras filas, donde me encontraba, el sonido era bastante regular, por lo que no pude disfrutar al máximo del concierto, ya que apenas se escuchaba la voz de Ramón. Los amantes de su etapa más clásica echamos de menos temas de sus álbumes de entonces. Por desgracia para nosotros, siempre acaban apostando por canciones más actuales en directo. Comenzaron con dos temas nuevos, ‘Malefic Time’ y ‘Baal’. Siguieron con ‘Aún respiro’, ‘Mil motivos’ y la entrañable ‘Alas de Cristal’. A continuación, ‘Pies de barro’, que hizo que el público participara más, ‘Semilla de Rencor’ y un ‘Lágrimas Negras’ realmente buenas. Dejaron para el final las excelentes ‘Del Cielo a La Tierra’, ‘Lucero’, ‘Xana’ y ‘Torquemada’. Tristemente, sería una de las últimas veces que podamos verles en directo, debido a su comunicado el pasado 31 de agosto con un parón indefinido. Esperemos que no sea para mucho tiempo, y podamos volver a ver al maestro Rionda junto a su banda muy pronto.

Crónica y fotos del Leyendas del Rock 2012.
[Stratovarius] Efectuaron un concierto algo flojo, en el que la voz de Timo Kotipelto no estuvo en su mejor día. Fotografía: Carmen Rockdríguez

Uno de los platos fuertes del festival fueron los finlandeses Stratovarius, que entraron con un pequeño retraso, producido por la prueba de sonido que ellos mismos quisieron realizar. Efectuaron un concierto algo flojo, en el que la voz de Timo Kotipelto no estuvo en su mejor día, lo que se demostró por ejemplo en ‘Kiss of Judas’. El público de las primeras filas se le veía poco entusiasmado con ellos. Quizá porque gran parte estaban esperando a Warcry, que vendrían después, o por el cansancio acumulado durante todo el día. Comenzaron con temas más actuales como ‘Under flaming skies’ o ‘Phoenix’. Y luego nos hicieron recordar su etapa más clásica con ‘Against the wind’, a la que siguieron ‘Deep unknown’, ‘Eternity’ y ‘Eagleheart’. Con poca chispa tocaron sus clásicos ‘Forever’, ‘Kiss of Judas’ y ‘Black Diamond’, para terminar con la enérgica ‘Hunting High and Low’. Timo se mostró bastante comunicativo con el público, y recordó, a modo de disculpa, la vez anterior que vinieron a España – junto a Helloween – donde no se encontró bien, debido a una infección bacteriana, y prometió que volverían próximamente.

Jnto con Obús, Warcry presumieron de su asistencia al festival en todas sus ediciones. Nos prometieron un set list especial, y lo hicieron. Comenzaron con ‘Alma de Conquistador’, potente tema que abre su último álbum ‘Alfa’, siguiendo con ‘Alejandro’ y ‘El Anticristo’. Continuaron con ‘La Muerte de un Sueño’, donde Pablo demostró una vez más con sus poses que está hecho todo un showman. Siguieron ‘Tu Recuerdo me Bastará’ y ‘La Carta del Adiós’. Con mucha fuerza sonaron ‘Cobarde’, dedicado a las víctimas de la violencia machista, y ‘Ardo por Dentro’. Con dedicatoria incluida a una chica del público de parte de su pareja, interpretaron ‘Cada vez’, que sonó espectacular, y nos dejó a más de uno los pelos como escarpias. A continuación, tremenda exaltación con ‘Amistad’ y ‘Más Allá’. Tras una breve pausa, Pablo saca su guitarra acústica para interpretar junto con la voz de Víctor la tierna ‘Nana’. Reservándose para el final, ‘Espíritu de Amor’ y ‘Trono del Metal’, brindando por ellos con sidra. Noventa minutos que supieron a poco. Grandes Warcry. Para muchos fueron los cabezas de cartel con diferencia.

Los siguientes serían los clásicos Banzai, reunidos de nuevo en 2011, con cambios en su formación. Recordaron sus temas más conocidos, como: ‘No te enganches’, ‘Coche rápido en la noche’, ‘Funciona legal’ o ‘Duro y potente’. Finalizando con ‘Voy a tu ciudad’, y con el tema homónimo ‘Banzai’, donde pudimos contemplar tras las presentaciones, una última escena en la que Salvador se ‘cepilla’ a su guitarra dejándola sonar después. La actuación la bordaron, como kamikazes… Muy buenos.

Y ya casi casi acabando la jornada, otro de los platos fuertes del festival: Obús, celebrando su 30º aniversario. Para la ocasión prepararon un escenario muy ‘currado’ donde Fortu no paró de exhibir su humor. Comenzaron con ‘Corre Mamón’, siguiendo con ‘Autopista’, ‘El que Más’, ‘Cállate’, ‘Juego Sucio’, ‘Complaciente o Cruel’. No podían faltar las imprescindibles: ‘Te Visitará la Muerte’, ‘Que te Jodan’, ‘Dinero, Dinero’, o ‘Yo Solo lo Hago en mi Moto’, donde subió al escenario a dos chicas a las que sentó en un sofá blanco dispuesto en el escenario. Tras una exhibición por lo alto del andamio del escenario, se retiraron a regañadientes sin terminar el set list que habían preparado, ya que el tiempo es oro en el Leyendas del Rock. Nos dejaron con ganas de oír sus clásicos ‘Vamos muy bien’, ‘Esta Ronda la paga Obús’ o ‘Prepárate’. Pero otra vez será…

Como colofón a un largo día de actuaciones, y con una gran cantidad de público esperándolos, pese a las altas horas, aparecieron Saurom. Los cuales tenían preparada una gran celebración juglar. Se mostraron muy divertidos durante toda la actuación. Y ya se les había visto amenizando la fiesta el día anterior en la zona de acampada. Sonaron: ‘El saltimbanqui’, ‘La leyenda de Gambrinus’, ‘Cambia el Mundo’, ‘La Batalla con los cueros de vino’, ‘Historias del Juglar II’, ‘Dracum Nocte’, ‘Dioses Eternos’, ‘Irae Dei’, ‘El Monte de las Ánimas’, ‘La Musa y el Espíritu’, ‘La Taberna’, ‘La Posada del Poney Pisador’ y ‘Fiesta’. Inspiración medieval donde no faltaron las taberneras, tragafuegos, malabaristas con antorchas y, terminando con una sesión de fuegos artificiales cerca de las cuatro de la mañana. Gran final para un gran fin de fiesta.

Cabe destacar la excelente organización en cuanto a los horarios de las actuaciones. Mejor sonido que en años anteriores. Aspersores para refrescarse. Dos grandes barras de bar con precios muy populares. La fuente del patio del colegio (que nos vino de lujo para beber agua y rellenar botellas, todo hay que decirlo), y que junto a los aspersores, originó un charco que algunos aprovecharon para hacer ‘aquaplaning’. Se respiraba muy buen rollo entre todos los asistentes, y no se registraron problemas excepto alguna que otra lipotimia producida por el calor. Lleno absoluto de público, donde se vendieron de manera anticipada 4.000 de las 5.000 entradas disponibles. Como punto negativo, y a mejorar para próximas ediciones, la puerta del recinto, que se quedó demasiado pequeña. Sobre todo después de conciertos donde se registraron grandes aglomeraciones de gente, como fue el de Warcry. Gracias que no hubo ninguna emergencia…

Gratitud y hospitalidad con la que nos trató la gente de Beniel. A eso hay que sumar la multitud de quioscos, tiendas de alimentación y demás locales que abrieron para la ocasión con precios realmente populares que es de agradecer.

¡Hasta el año que viene Leyendas del Rock; no dudamos que será más y mejor!


Etiquetas relacionadas

Lo más visto...