Blind Guardian ‘Beyond The Red Mirror’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Si algo ha caracterizado la discografía de Blind Guardian durante este siglo XXI ha sido la larga espera que hemos tenido entre disco y disco; fruto del éxito de la banda, lo que les ha permitido vivir de manera holgada, y por supuesto, del inmenso trabajo que hay en cada uno de sus trabajos a nivel compositivo y de grabación; llevándose gran parte de ese tiempo, sobre todo en sus últimos trabajos, las partes orquestales, que cada vez han ido cobrando mayor importancia en la banda germana. Pero, ¿habrá merecido la pena los 5 años de espera desde su anterior ‘At The Edge Of Time‘?

Beyond the Red Mirror‘ se trata de un disco conceptual, según las palabras del propio Hansi Kursch, una historia mezcla de ciencia ficción y fantasía que continúa la historia iniciada en ‘Imaginations From The Other Side‘ con ‘Bright Eyes‘ y ‘And The Story Ends‘. Los dos mundos que aparecían entonces han empeorado drásticamente, y de los múltiples portales que permitían el paso de uno a otro, tan solo queda uno, el “espejo rojo”, que debe ser encontrado a cualquier precio.

‘Beyond the Red Mirror’ se trata de un disco conceptual, según las palabras del propio Hansi Kursch, una historia mezcla de ciencia ficción y fantasía que continúa la historia iniciada en ‘Imaginations From The Other Side’

El disco arranca con ‘The Ninth Wave‘, donde unos poderosos coros que sirven de intro dan paso al tema más complejo y ambicioso de todo el álbum. Multitud de arreglos orquestales y electrónicos discurren a medida que el tema despliega todas las facetas de Blind Guardian, consta de un inicio complicado que necesita de unas cuantas escuchas para poder apreciarlo del todo. Un riff demoledor acompañado de una batería a piñón dan entrada a ‘Twilight Of The Gods‘, primer adelanto que nos mostraron de este nuevo disco, un tema mucho más simple que su predecesor, aunque con un estribillo melódico muy inspirado y marca de la casa, al igual que ‘Prophecies‘, sin muchos alardes y con un sonido muy “maidenesco” en las guitarras de André Olbrich y Marcus Siepen.

At The Edge Of Time‘, sí, no me he equivocado y he vuelto al 2010, es el título que le han puesto a esta canción melancólica y oscura, todo lo oscura que puede ser un tema de Blind Guardian al menos, y con un fantástico trabajo en los arreglos orquestales. Uno de los aspectos en los que los germanos se han convertido en auténticos maestros. ‘Ashes Of Eternity‘ con sus afiladas guitarras y las melodías vocales de Hansi, junto a unos coros donde una vez mas queda clara la influencia que estos últimos años esta teniendo Queen en la banda, es uno de los puntos álgidos del disco junto a la siguiente ‘The Holy Grail‘, un pelotazo de speed heavy metal como hacía tiempo no nos enseñaban, demostrando que el que tuvo retuvo, y que pese a que su sonido ha evolucionado, y mucho, estos últimos años siguen siendo capaces de volver a sus orígenes. En ‘The Throne‘ recuperan su versión más épico-sinfónica en un tema donde el trabajo orquestal sirve perfectamente para elevar el tono. ‘Sacred Mind‘ comienza con un ritmo muy lento y pausado, tanto instrumental como vocalmente, para ir ganando fuerza mientras se apoya sobre todo en el trabajo vocal, el cual marca el ritmo de una canción que no acaba de destacar, pero que tampoco baja el nivel.

“La sensación que te queda tras escuchar el disco es la necesidad de volver a ponerlo, y es que es una grabación tan variada y cargada de detalles que va ganando con cada escucha, además de poder disfrutar de unos estribillos y coros realmente inspirados”

Para ir terminando nos regalan ‘Miracle Machine‘, una preciosa balada donde Hansi, en su versión mas melódica, acompaña su voz con un piano y unos grandilocuentes coros que una vez mas no traen a la cabeza a Freddy Mercury y los suyos. Ya para acabar, y al igual que sucede con el inicio del disco, nos encontramos con un extenso tema como ‘Grand Parade‘, que si bien no resulta tan sobrecargado como la inicial ‘The Ninth Wave’, sí que es la más trabajada y cargada a nivel orquestal, poniendo un magnífico punto final a este ‘Beyond The Red Mirror‘.

La verdad es que la sensación que te queda tras escuchar el disco es la necesidad de volver a ponerlo, y es que es una grabación tan variada y cargada de detalles que va ganando con cada escucha, además de poder disfrutar de unos estribillos y coros realmente inspirados con unas magníficas partes orquestales. Mención especial para un inspiradísimo Hansi, que si bien no posee una de las mejores voces del panorama, sí que seguramente tiene una de las más expresivas. También hay que decir que no todo es perfecto en este trabajo, y es que la producción del mismo no es un apartado a la altura del disco, si bien las partes orquestales y coros suenan fantásticamente bien, las guitarras están a un nivel muy inferior quedando prácticamente ocultas por la voz de Hansi en muchos momentos.


Etiquetas relacionadas

Lo más visto...