Crónica y fotos de Def Leppard en el O2 Arena de Praga

Fotografías: Carlos Blasco

El majestuoso O2 Arena de Praga acogía una noche más a otro de esos grandes grupos de Rock a los que tan bien nos tienen acostumbrados a los que vivimos en esta parte de Europa. Esta vez era el turno de los siempre efectivos Def Leppard.

Las puertas del recinto abrían a las seis de la tarde y sorprendentemente no se veían las grandes hordas de fans caza-primeras filas que se suelen encontrar en este tipo de conciertos de “grandes” clásicos del Rock. De hecho más tarde se confirmaba que no se llenó como en otras ocasiones y se podía ver como las tribunas superiores ni siquiera estaban abiertas.

A las 20:00 comenzaban los teloneros, que lo fueron para sus 2 fechas en el país, los checos Citron. Se trata de un grupo de Heavy-Rock con muchos años a sus espaldas, desde finales de los 70 y que parecen ser bastante conocidos por aquí. Se notó la experiencia ya que sonaban muy correctos, perfectamente compenetrados y que además a nivel sonorización gozaron de buena calidad para ser los teloneros. A pesar de no parecerme nada del otro mundo hay que reconocerles su gran trabajo en directo.

«Def Leppard no abarrotaron el mismo estadio que otros grupos grandes de rock sí llenan, aún así siguen convocando a mucha gente»

A las 20:55 sonaba ‘Won’t Get Fooled Again’ de The Who para que, con total puntualidad, a las 21:00 comenzase a modo intro ‘Disintegrate‘ mientras los miembros de Def Leppard se iban colocando en sus respectivas posiciones y la gente empezaba a enloquecer. Arrancaba por fin lo bueno y lo hacía a lo grande con ‘Rock! Rock! (‘Till you Drop)‘ seguida de ‘Animal‘ y ‘Let It Go‘, tres temas muy dinámicos y animados entre los que no hubo ninguna pausa, perfectos para empezar a lo grande. Ahora sí, pequeño parón para saludar y dar las gracias a Praga ya que además de acoger el concierto el grupo pasó unos 5 días en los que parece que disfrutaron bastante en modo turista (por lo visto en las redes sociales) Y para la hospitalidad de los checos fue dedicado el siguiente tema: ‘Foolin’‘, ganándose absolutamente, si no lo habían hecho ya, a los asistentes. A estas alturas el ambiente era increíble, el público estaba muy entregado cantando cada tema y subrayo esto porque normalmente por aquí la gente es algo más fría en los conciertos, tanto que a veces a penas se les oye.

Crónica y fotos de Def Leppard en el O2 Arena de Praga

Respecto a cómo salió el grupo hay que decir que se les ve en una gran forma a todos los niveles y éste comentario tiene especial mención hacia Vivian Campbell quien llego a estar fuera de los escenarios una temporada mientras luchaba contra un cáncer. A Def Leppard rara vez se les ve en directo con alguno de sus miembros en mala actitud, poniendo malas caras u otros gestos tan habituales en otros “rock stars”. Y todo eso es de agradecer sobretodo porque siempre va acompañado de una fantástica ejecución de los temas, hasta tal punto que puede hacer pensar a más de uno que tiran demasiado de las polémicas pre-grabaciones. En mi opinión utilizan las justas y en el caso de los coros, que es el tema más delicado, no me parecieron artificiales pero sí es cierto que llevan mucho efecto en las voces sobretodo para darles esa amplitud que tienen siempre en los discos.

«Se les ve en una gran forma a todos los niveles y éste comentario tiene especial mención hacia Vivian Campbell quien llego a estar fuera de los escenarios una temporada mientras luchaba contra un cáncer»

Era momento para recordar dos temas del disco ‘Euphoria‘: ‘Promises‘ y ‘Paper Sun‘, con los cuales puede que se calmase un poco el ambiente pero sin bajar un ápice la calidad del concierto. Pero con lo que veía a continuación se volvía a venir arriba el pabellón, ‘Love Bites‘ seguida de ‘Armaggeddon It‘. Que gran sensación oír estos clásicos en directo con tanta calidad y fuerza.

Phil Collen no dejaba de recorrer el escenario y la pasarela ganándose una ovación tras otra con cada solo de guitarra. Tampoco paraban Rick Savage y Vivian Campbell y todos junto con Rick Allen haciendo siempre un fantástico trabajo con las voces de apoyo. Joe Elliot muy correcto en su papel de frontman y con una voz que no parece acusar los años como otros cantantes de su quinta. Se agradece mucho que se mantengan todos así de bien cuando pagamos los precios que pagamos por algunas entradas.

En cuanto a la puesta en escena, los británicos siguen fieles a su estilo: escenario prácticamente vacío, acompañados únicamente de las habituales estructuras metálicas, con el papel principal de pantallas gigantes y por supuesto la omnipresente bandera del Reino Unido colgando de guitarras, pies de micros, etc.

Un breve solo de bajo de Rick Savage daba paso a ‘Rock On‘, originalmente de David Essex y que ya incluyeron en su disco de versiones ‘YEAH!‘.

«Técnicamente hablando, podríamos decir Def Leppard están en esa primera división en la que puedes ir tranquilo a un concierto suyo»

Le tocaba ahora a Joe Elliot poner el toque íntimo de la noche acercándose hasta el borde de la pasarela para interpretar sin el resto del grupo la balada ‘Two Steps Behind‘ acompañado de una guitarra acústica y con el público entregado cantando la canción junto a él. En cuanto al sonido, técnicamente hablando, podríamos decir Def Leppard están en esa primera división en la que puedes ir tranquilo a un concierto suyo porque raro sería que no rozasen siempre la perfección. Todo suena muy claro y en su sitio y ni siquiera tuvieron el típico problema del primer tema hasta que se reajustan los niveles. Así que ni una queja en este sentido, mucha calidad de principio a fin.

Crónica y fotos de Def Leppard en el O2 Arena de Praga

Y de aquí hasta el final ya fue un subidón continuo: ‘Rocket‘, ‘Bringin’ on the Heartbreak‘, la instrumental ‘Switch 625‘, un pequeño y emotivo parón para hablar sobre el recuperado Vivian Campbell y que éste empezase a tocar las primeras notas de ‘Hysteria‘. Joe Elliot lanzaba ahora la mítica pregunta “Do you wanna get rocked?” para seguir con ‘Let’s Get Rocked‘ y acabar por todo lo alto antes del parón previo a los bises con su mega-hit ‘Pour Some Sugar on Me‘.

Faltaban 2 temas para rematar la faena pero antes una última y también conmovedora mención y ovación para Rick Allen al que por mucho que lo vea tocar, incluso sabiendo los años que lleva en esa condición, nunca dejará de parecerme un ejemplo a seguir. Para quién no lo sepa, Rick perdió el brazo izquierdo en 1985 y desde entonces tuvo que aprender a tocar la batería de una manera totalmente distinta. Tras el emocionado aplauso el propio Rick disparaba la famosa frase “Gunter gleiben glauchen globen” para empezar con ‘Rock of Ages‘ y volver a hacer temblar el recinto. Solo falta ‘Photograph‘ para redondear una noche de rock en directo prácticamente perfecta. Un concierto de 1 hora y 45 minutos aproximadamente que se pasó increíblemente rápido entre otras cosas por un magnifico repertorio y por la acertada decisión de dejar de lado los típicos solos eternos de distintos instrumentos que tantas veces tenemos que aguantar y en mi opinión suelen romper bastante el ritmo. Cuando me quise dar cuenta ya estábamos con los bises, así da gusto.

Como comentaba al principio Def Leppard no abarrotaron el mismo estadio (de hockey) que otros grupos grandes de Rock sí llenan, aún así siguen convocando a mucha gente pero me resulta curioso que aquí en Europa parece que gocen de algo menos de popularidad que en Estados Unidos, sobretodo cuando a estas alturas aún son capaces de aportar mucha más calidad que otros grupos de su misma generación o incluso más jóvenes. Los británicos han sabido no solo mantenerse en forma física adecuada sino que con una fórmula de “tonterías las justas” siguen haciendo que valga mucho la pena pagar por verles en directo. Muy profesionales, muy bien rollo y sobretodo mucha clase en todos los sentidos. Si tenéis la oportunidad, no dejéis de ir a verlos.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp