Dark Funeral ‘Where Shadows Forever Reign’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Después de una larga espera, algunos cambios en la formación, y algunas batallas personales ha llegado al fin en su plenitud el disco de black metal que todos estábamos esperando.

Where Shadows Forever Reign‘ es un disco complejo y descarnado, fácil de escuchar y extrañamente comercial (en el buen sentido). Los chicos de Lord Ahriman quieren ser la banda referente este año, y han sentado un pilar difícil de superar, ya que entregan como veréis abajo un trabajo serio, profesional y totalmente majestuoso.

Unchain My Soul‘ es probablemente uno de los temas más blackers de todo el álbum, con una pegadiza línea melódica, unas voces infernales y algo que muchas bandas del género olvidan en el tintero, que es la melodía y la progresión de la misma en las diferentes partes. Todo ello bajo una tormenta de blast beats y la atormentada voz de Heljarmadr, que ha tomado el testigo a la perfección y tiene un timbre parecido al de Shagrath de Dimmu Borgir.

As One We Shall Conquer‘ tiene los ingredientes perfectos de cualquier himno tortuoso de otras bandas como Gorgoroth, y suenan con una furia propia de su ‘Diabolis Interium‘ de 2001, y con un regustillo a algunos trabajos más actuales. La batería está muy pulida y no desprende aun así nada de artificialidad. Los estribillos a dos voces nos recuerdan el sonido de álbumes de Dimmu Borgir como ‘In Sorte Diaboli‘ o ‘Spiritual Black Dimensions‘. Con un estribillo majestuoso termina de forma súbita para dejarnos con ‘Beast Above Man‘, que tiene uno de los blast beats más contagiosos, un riff rápido con el que desgarra al más purista y unas voces muy bien escritas, con ritmos que van dejando respirar al resto de instrumentos como si fuera una mezcla explosiva que necesita dejar escapar los gases en forma de llamas. Infernal es la palabra para el intermedio del tema, con un medio tiempo a doble bombo que nos trae voces de ultratumba y algunas armonías de guitarra muy comerciales y tortuosas.

As I Ascend‘ es uno de los temas más tranquilos del album. Un trabajo que nos va sorprendiendo por momentos, y que no nos da tregua desde el principio, con unas campanas fúnebres y ese tempo lento que vuelve a sacar el sonido de Dimmu Borgir a la palestra con sintetizadores de fondo. Majestuosidad, y una voz con un tono algo más comercial que la de su predecesor (Emperor Magus Calígula), siendo Heljarmadr todo un exponente de esos registros más ligados a bandas como Emperor o los actuales Gorgoroth. La lentitud del tema contrasta con unos arreglos armónicos increíblemente trabajados, y termina de nuevo con unas campanas lentas que nos recuerdan que hay más magia por descubrir. Estamos ante uno de los mejores discos de black metal de los últimos 10 años.

Temple Of Ahriman‘ tiene algo de sombrío en la voz y algo de místico en las guitarras. La mezcla desde luego es excelente, y creo que nunca habíamos escuchado unos Dark Funeral tan equilibrados y orgánicos. Los trémolos son la tónica de nuevo, y el trabajo del bajo esta vez está acentuado en las partes que tiene que estarlo. La guitarra de Lord Ahriman suena mejor que nunca, inspirado y totalmente a merced de los temas, dándole aun más credibilidad. No es una simple sucesión de riffs y blast beats, sino una obra de arte con sentido de la teatralidad, también de los mejores del álbum. Los cambios en la rítmica lo hacen totalmente sublime, los estribillos son tan demoniacos y electrizantes que parece que estamos en mitad de una tormenta de rayos con el estribillo de ‘…Welcome to the temple of Ahriman…‘.

The Eternal Eclipse‘ tiene algunos componentes sinfónicos, y si no fuera porque es una banda que no necesita una orquesta detrás, diríamos que serían una dura competencia para otros clásicos del género. Las guitarras están más cuidadas que nunca, Chaq Mol y Lord Ahriman han hecho el trabajo de su vida, y como siempre que terminan tema con un sobresalto, podemos entrever el principio de ‘To Carve Another Wound‘, que vuelve a la pesadilla y la descripción fidedigna de las sombras que como el título del disco apunta, reinan para siempre. Los diferentes tiempos, y sobretodo el trabajo de batería de Dominator, poseen una solidez de la que pocas bandas pueden presumir. Con algunos riffs algo más sencillos es un tema para disfrutar hasta el final.

Nail Them To The Cross‘ nos inspira de nuevo con un ambiente disonante y enrarecido, con baterías a medio tiempo y algunos de los riffs más graves y ‘death’ del trabajo, con partes más rápidas, cambios de tiempo constantes y una caja que redobla omnipresente. Las voces muy inspiradas de nuevo, con la temática violenta y satánica de siempre pero un renovado espíritu y velocidad que nos tiene francamente anestesiados.

Where Shadows Forever Reign‘ da título al disco, y comienza al más puro estilo Dark Funeral, con armonías muy clásicas de acordes menores y algo de majestuosidad en las guitarras que parecen escalar sobre las voces todo el tiempo. Un tema indispensable para comprender en lo que se ha convertido esta banda mítica, y que lejos de decaer han sabido reinventarse bebiendo de fuentes más actuales. Los interludios son claros y diferentes, con una atmósfera lúgubre y hasta gótica.

Lo mejor

  • Las guitarras son un legado para las futuras generaciones del black metal.
  • La voz de Heljarmadr ha entrado por la puerta grande.
  • Las composiciones son complejas y majestuosas.
  • El sonido es mejor que nunca, compacto pero orgánico.
  • Las baterías están a un nivel muy por encima.

Lo peor

  • El álbum dura 45 minutos exactos y nos deja un poco huérfanos.
  • Quizás el hecho de que tarden otros 7 años en hacer otro como este.

Etiquetas relacionadas

Lo más visto...