La Estadea Logo

Mercenary ‘Architect of lies’

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Después de dar la campanada con su anterior lanzamiento, los daneses Mercenary vuelven a la portada de la actualidad con su nuevo disco, el tercero de su carrera, que se queda algo corto con relación a su predecesor.

‘New desire’, el tema inicial, apuesta por la melodía, con una batería aplastante cubriendo la retaguardia, y los clásicos teclados, aunque en esta ocasión menos determinantes que en temas como la colosal ‘Redefine me’. ‘Bloodsong’ se trata de un tema más sucio y enfocado a la vertiente ‘death-metalera’ del grupo, sobre todo en el aspecto vocal. Solo el pasaje final, con un toque de blues, nos da un respiro.

Mucho más melódica resulta ‘Embrace the nothing’, explotando los teclados y evocando melodía. Por contraposición, ‘This black and endless never’ se torna un tema bastante oscuro, sensación a la que contribuyen unos inquietantes teclados y unos riffs de guitarra y una batería muy técnicos – aquí los coros alcanzan su unto culminante. El tema elegido por la banda para darse a conocer ante el gran público en forma de video es ‘Isolation (The loneliness in december)’, un medio tiempo melódico con profusión de coros y poco más que destacar. Una apuesta demasiado tibia para unos que aspiran a tanto, aunque con una bella factura, eso sí.

‘The endless fall’ nos devuelve las voces guturales y los riffs técnicamente interesantes que sobraban en el tema anterior, mientras que son los teclados los que dibujan la melodía en ‘Black and Hollow’, uno de los temas que más me ha gustado del disco y en el que también encontramos unos riffs muy técnicos a la vez que contundentes y un solo de guitarra bastante digno. Terminando con el análisis, ‘Execution style’ destaca por ser un tema rápido, directo y sucio, en el que las voces melódicas solo encuentran refugio en el estribillo. ‘I am lies’ vino a recordarme unos Evergrey endurecidos, sobretodo del ‘In search of truth’, por esos riffs cortantes que tanto han utilizado. Y finalmente ‘Public failure number one’, bastante lineal y de fácil digestión.

Mercenary se encontraba ante el difícil reto de satisfacer a sus fans tras el salto de calidad que dieron con ‘The hours that remain’, y si bien se puede decir que no han picado tan alto, sí creo que no han llegado a darse una ostia, porque este disco demuestra que la banda tiene talento y que sabe utilizar bien sus armas.

[Rating:7.5/10]

Etiquetas relacionadas