Soilwork 'The Living Infinite'
Soilwork 'The Living Infinite'
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Reconozco que hacía varios disco que perdí la pista de la formación liderada por Bjorn ‘Speed’ Strid. El sonido Gothemburg y sus representantes han evolucionado de muchas formas, y sus últimos trabajos se me quedaron cortos de caña.

Ahora, al hilo de varias críticas bastante positivas, decidí volver a echarles un ojo con este ‘The living infinite‘. Y me alegro de haberlo hecho.

Y es que es fácil dejarse seducir por un disco cuando empieza con un cañonazo como ‘Spectrum of eternity‘, que engaña durante unos segundos para dispararse a continuación en una loca carrera cuyo único fin parece ser desatornillarnos el cuello. En esta senda más veloz y salvaje encontramos otros temas dispersos por los veinte que componen el doble trabajo, como ‘Tongue‘, ‘Let the first wave rise‘, ‘Long Live The Misanthrope‘.

Otra de las constantes del disco son los temas que aparentar ser medios tiempos, pero poco a poco se van desenvolviendo de diversas formas, dejando agradables sorpresas como ‘Memories confined‘, el tema que da título al disco y que es uno de los destacados, con su mezcla de buenos riffs y dulces teclados y con un tremendo estribillo. También entran en esta categoría temas como ‘Vesta‘, ‘Leech‘, ‘The living infinite II‘.

Tampoco falta ese sonido Gothemburg ligeramente edulcorado que ha venido caracterizando al grupo en sus últimos discos, y que encontramos en temas como la potente ‘This momentary bliss‘, ‘Realm of the wasted‘, ‘Drowning With Silence‘, ‘Rise above the sentiment‘ o ‘Parasite Blues‘.

Con todo, es inevitable que entre tantas canciones no haya caído alguna prescindible. Aquí podríamos meter ‘The windswept mercy‘, que no se sabe muy bien hacia dónde va y tarda bastante en mostrar algo interesante, o ‘Whispers and lights‘, ‘Antidotes In Passing‘ o la lenta y oscura ‘Owls Predict, Oracles Stand Guard‘ que cierra la larga escucha.

Puede que este disco no tenga temas que permanecerán para siempre en la memoria de los seguidores del género o que marcarán un hito en la carrera del grupo. Pero sí goza de gran cantidad de pequeños momentos que hacen que la escucha sea entretenida y agradable. Y eso ya es bastante decir para un doble trabajo que tiene ni más ni menos que veinte temas. Parece pues, que Soilwork vuelven a recuperar el pulso y las ganas de seguir repartiendo a base de bien. No dudéis en darle una escucha a este ‘The living infinite‘, no os arrepentiréis.

[Rating:8.5/10]

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp