Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Para aquellos que estabais cansados de retornos con guinda de modernidad, sabed que a Krokus todo esto les importa mas bien poco. Solo crean aquello con lo que se dieron a conocer, Hard Rock puro y duro.

Suiza, recién enamorada del grupo del momento Gotthard, parecía haberse olvidado de quienes fueron los pioneros de la guitarra en el pais del chocolate. Desde la multitud se escucha un grito ‘¡Estamos aqui… siempre hemos estado aqui!’. La banda de Marc Storace se abre paso una vez mas con ‘Hellraiser‘, un puro asalto de su sonido mas clásico, sin experimentos ni disfraces.

El querer volver a la escena con fuerza supone construir una pequeña maravilla, para ello es necesario el contar con los mejores arquitéctos. Krokus no han escatimado en esfuerzos, el productor de moda Dennis Ward dibuja los planos de este ‘Rockódromo’. Es obvio qué bajo la batuta de este popular productor, no podamos achacar nada al sonido obtenido en el plástico, otro gran trabajo del Mr Pink Cream que sigue demostrando que es el productor estrella de este último año.

Hellraiser‘ es un disco grabado ante un espejo reflectante de los 80. Quién disfrute con los clásicos de AC/DC y no conozca a estos suizos, que sepa que sus composiciones pueden asemejarse mucho a los de los reyes del rock. ¿Plagio?. Para nada, Krokus aportan su propio sello a una música muy manida pero marchita en los tiempos que corren. Encontraremos también elementos mas melódicos de los que seguro mucho tiene que ver una de las nuevas incorporaciones al conjunto Suizo, Mandy Meier (Ex-Gotthard).

Comenzando con el corte que bautiza el disco ‘Hellraiser‘ ya cabecearemos los primeros riffs de guitarra que suenan contundentes y en onda muy rockera, seguida de la voz de Storace oscilando entre la agresividad y los registros mas melódicos, ¿A quien no recuerdan a Gotthard? La verdad es que tanto alimentarnos de material montañes se nos cruzan ambos grupos en muchos aspectos de sus composiciones, aun así no olvidemos que Krokus son los verdaderos ancianos del Hard Rock.

Cortes destacables como el medio tiempo ‘Angel of my Dreams‘ con un estribillo coreable hasta el infinito se miden en la pole position con ‘Hangman‘ bajo una estética muy AC/DC o la increible ‘So Long‘. La verdad es que en pocos discos encontramos un equilibrio tan cuidado como en ‘Hellraiser‘, no hay ningun tema relleno, ninguna composición de todo a 100, su extensa duración merece mucho la pena, sea el minuto que estémos escuchando.

Esperamos una gira por la España que ayudó a estos rockeros en su escalada hacia la ya difuminada fama. Merecedores de acomodarse de nuevo en esa cima los aguardamos con los cuernos en alto.

Lo más visto...

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp